NAVIDAD, NAVIDAD, DULCE NAVIDAD

La Navidad para algunos  suele ser dulce, demasiado, y fría o calurosa según el hemisferio. Lo que si es cierto es que es una época llena de sueños, esperanzas y de buenos deseos. Cierro los ojos y pienso que me gustaría que todos los niños que están hacinados en campos de refugiados, dispersos por las calles, soñando con juguetes y sufriendo, por decisiones de otros, puedan lograr aunque sea solo uno de sus deseos más ocultos. Coloco en mi árbol una bola de cristal, gigante, con minúsculas estrellitas de papel brillante dentro  y la muevo cada día; todas las que queden pegadas al cristal son sueños que se cumplirán. Y así, alimentado mi imaginación, pido mis regalos al Papá Noel. Más igualdad, más tolerancia, más respeto, más dialogo y nunca más una guerra en el mundo.

Os animo a pedir, a mover la bola, a abrazar a los seres queridos y a regalar sueños y educación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: